Skip to main content

Hoy Los Angeles: Se esfuma la posibilidad de abrir piscina al publico/Chances of opening pool to the public unclear

Se esfuma la posibilidad de abrir piscina al público
Por Andrea Carrión Diario HOY 213.237.4572 acarrion@hoyllc.com
1 de agosto, 2007

Los Ángeles — A pesar de las exigencias de vecinos del área, las posibilidades de que la piscina olímpica de la escuela Miguel Contreras se abra al público son casi nulas – de acuerdo a voceros de funcionarios municipales.

Tony Pérez, director de comunicaciones de la oficina del concejal Ed Reyes, quien representa el área, señaló que las autoridades están encontrando problemas para abrir la piscina por completo por no haber sido construida con ese propósito.

“Nuestro deseo es hacerla accesible a la comunidad, pero no veo que vaya a ser una piscina pública como las otras, sino únicamente para ofrecer clases de natación a un grupo reducido de personas de la comunidad”, dijo Pérez.

Por su parte, Gil Duran, vocero del alcalde Antonio Villaraigosa, dijo que esta semana buscarán contratar más salvavidas para las clases de natación que ya se están ofreciendo a la comunidad. Sin embargo, agregó que la piscina no se abrirá al público porque ésta no fue diseñada para ello.

“Los casilleros están muy alejados y teniendo mucha gente con niños… hay preocupación por su seguridad”, comentó Duran.

Ayer por la tarde, unos veinte niños, acompañados de sus padres, caminaron varias cuadras desde sus casas para protestar contra la Ciudad y el Distrito Unificado Escolar (LAUSD) por no permitirles calmar el calor utilizando la piscina del moderno centro educativo, ubicado en la intersección de las calles Lucas y Sexta.

Soledad Montiel, quien vive a dos cuadras de la escuela, dijo estar decepcionada con el alcalde Villaraigosa.

“Bien ilusionados quedamos cuando él mismo dijo en la inauguración de la escuela que haría la alberca pública. Ha pasado un año ya y todavía no puedo traer a mis niños para que se refresquen del calorón que hace en el departamento”, comentó esta madre de tres hijos.

Hace varias semanas, la organización The City Proyect cuestionó públicamente cómo era posible que el LAUSD y el Departamento de Parques y Recreación de Los Ángeles no crearan un espacio de esparcimiento para esta comunidad. Ayer, la Asociación de Organizaciones Comunitarias para la Reforma Ahora (ACORN) se unió a la insistencia de abrir la piscina fuera de los horarios de clase.

Para José Morales, quien se unió a la protesta como un vecino indignado, eso del diseño es una excusa “ridícula”.

“Mire”, dijo Morales señalando los baños. “No hay ni tres metros entre la alberca y los baños. ¿Casilleros para qué? Podemos venir de frente con nuestros trajes de baño. Y eso de que ya hay clases de natación es mentira. Yo paso por acá seguido y nunca hay nadie”.

Para Robert García, director de The City Proyect, el tema de los casilleros es “una nueva excusa” para no hacerla pública y señaló que no pensar en la comunidad al construirla fue desconsiderado.

García presidió el Comité de Ciudadanos que revisó bonos para escuelas del LAUSD entre el 2000 y el 2005. Ahí presenció la elaboración de proyectos como el de la escuela Miguel Contreras, pero ayer aclaró que su función nunca incluyó el diseño de las instalaciones sino el sugerir políticas generales de uso.